Somos abogados de familia y estamos en Bilbao, a tu lado para asesorarte

¿A quién se concede la custodia en un Divorcio?

La custodia de los hijos comunes se atribuye al progenitor que mejor pueda garantizar su estabilidad y desarrollo. No tiene que ver con el nivel de ingresos, si no con la capacidad parental y con las habilidades para conciliar la vida laboral y personal. La idea es que, tras un Divorcio, los menores acusen al mínimo la ruptura y, por ello, lo esencial es salvaguardar su estabilidad emocional y personal. En la actualidad, la tendencia es la fijación de custodias compartidas, con el objetivo de que los menores puedan seguir manteniendo contacto con ambos progenitores.

Custodia compartida

¿A quién se concede la custodia en un Divorcio?

La custodia de los hijos comunes se atribuye al progenitor que mejor pueda garantizar su estabilidad y desarrollo. No tiene que ver con el nivel de ingresos, si no con la capacidad parental y con las habilidades para conciliar la vida laboral y personal. La idea es que, tras un Divorcio, los menores acusen al mínimo la ruptura y, por ello, lo esencial es salvaguardar su estabilidad emocional y personal. En la actualidad, la tendencia es la fijación de custodias compartidas, con el objetivo de que los menores puedan seguir manteniendo contacto con ambos progenitores.

¿Custodia monoparental o Custodia Compartida?

Desde hace varios años, los jueces y tribunales son proclives a otorgar custodias compartidas, en lugar de custodias monoparentales (o exclusivas).

No obstante, para que una custodia compartida se conceda, debe existir un plan de coparentalidad por parte del progenitor solicitante, en el que se exponga su capacidad de conciliación laboral, su red familiar de apoyo, la ubicación de su domicilio en relación al centro escolar del menor,…

Nuestro Despacho abogados Bilbao está especializado en la solicitud de custodias compartidas en procesos de Divorcio.

La idea es que la custodia compartida se considera, de partida, el régimen más beneficio para un menor tras la ruptura de sus progenitores y solo cuando dicho sistema se acredite como perjudicial para él, se optará por una custodia solo a favor de uno del padre o de la madre.

¿Qué es la pensión de alimentos?

Se denomina “pensión de alimentos” a la cantidad de dinero mensual que un progenitor debe abonar para cubrir los gastos de alimentación, vestuario, domicilio, ocio,… de un hijo. En el caso de las custodias compartidas, lo habitual es que, cada uno de los progenitores, durante sus periodos de estancia con el menor, sufrague dichos gastos y que los gastos domiciliables del hijo (Colegio, autobús, comedor,…) se domicilien en una cuenta común, a la que ambos aporten una cantidad mensual.

Preguntas frecuentes

En un proceso de Divorcio, si se quiere optar a obtener la custodia de los hijos, hay que acreditar una correcta capacidad parental, un conocimiento de sus hábitos y rutinas, disponer de una vivienda adecuada y contar con una red familiar de apoyo o con personal contratado (puntual o permanentemente) para suplir contingencias en el desarrollo de dicha custodia.

La pensión de alimentos se determina en función de las necesidades del hijo y de la capacidad económica del obliga al pago. Se trata de una cantidad que se abona mensualmente, los doce meses del año y que se actualiza anualmente conforme al Índice de Precios al Consumo.

Contrariamente a lo que muchas personas creen, la pensión de alimentos no se extingue con la mayoría de edad de los hijos, si no que se mantiene hasta que alcanzan la independencia económica (salvo que los propios progenitores hayan pactado una edad máxima en el Convenio Regulador de Divorcio).

La pensión de alimentos está destinada a sufragar las necesidades básicas de los hijos y, por el contrario, de la pensión compensatoria resulta beneficiario uno de los ex – cónyuges, al objeto de paliar el desequilibrio económico que el Divorcio puede ocasionarle. Para conceder una pensión compensatoria se tienen en cuenta los años de duración del matrimonio, la edad del cónyuge que la solicita, las posibilidades de incorporación al mercado laboral, la dedicación a las labores de cuidado de los hijos durante el matrimonio, …